edredon-nordico

¿Sabes cómo elegir un edredón nórdico? Existe una amplia variedad de edredones nórdicos entre las que deberemos elegir según nuestras necesidades.

Cada día son más las personas que se han pasado de las mantas para arroparse con los cálidos y ligeros edredones nórdicos. Con las fundas podemos cambiar de forma rápida la decoración de la habitación y los edredones ofrecen un mayor abrigo y confort.

Para elegir bien un edredón nórdico tenemos que tener en cuenta una serie de factores claves como: el clima en el que vivimos, el tipo de relleno o el gramaje del mismo. Mientras que en climas fríos procuraremos usar gramajes superiores a los 200g/m2en climas suaves bastará con la mitad.

Tipos de Edredones.

Los Edredones nórdicos pueden ser naturales (pluma o plumón) o sintéticos (fibra o microfibra), estos últimos pueden lavarse en la lavadora de casa y son ideales para personas con alergia. Además, también podremos encontrar algunas fundas y rellenos novedosos con tratamientos anti-bacterianos.

  • Edredones naturales: cuanto más cantidad de plumón tenga más aislará y retendrá el calor. Por lo tanto, en climas fríos tendremos que asegurarnos que tenga una mayor cantidad de plumón que de pluma. Por su parte, la pluma no es tan ligera, térmica y fina como el plumón, así que se utiliza mezclada con el plumón.
  • Edredones sintéticos: Imitan al plumón y tienen prácticamente las mismas propiedades aislantes.Son ligeros, transpirables, lavables y antialérgicos. Para climas fríos utilizaremos un gramaje superior a 250g/m2 y de 150g/m2 para los cálidos.

Otras cosas que tenemos que tener en cuenta es el diseño del edredón. Para asegurarnos un buen aislamiento y que se creen cámaras de aire que aumentan su poder aislante la distribución debe ser en cuadrados amplios.  edredon-nordico